Cómo alimentarte entrenando

Entrenamiento Nutrición

El tipo y orden de los alimentos a ingerir importa

Comer durante el entrenamiento es clave cuando no se quiere condicionar el rendimiento. Las reservas de energía son un factor limitante y mantenerlas en niveles adecuados debe ser nuestro objetivo.

Cómo sabemos la principal fuente de energía son Hidratos de Carbono por lo que consumirlos durante el entrenamiento es fundamental.

¿Mejor Hidratos de carbono complejos y simples?

Los HC complejos son aquellos provenientes de cereales, pan, pastas…. Estos aportan energía de manera mas prolongada y con ello no producen glucemias pico, ( no suben rápidamente el azúcar en sangre). Es recomendable comenzar con este tipo de alimentos: barritas, sándwiches… Al comienzo del entrenamiento si este es de larga duración.

Los HC simples son los llamados azucares, aportan energía casi inmediata, geles, soluciones de sales con HC, bebidas preparadas ( cocacola® etc..), este tipo de HC tambien produce una subida de azúcar en sangre rápida con el consecuente «bajon» por lo que una vez se comiencen a consumir de deberá de seguir consumiendo este tipo de HC para evitar fluctuaciones de azucar en sangre o picos de glucosa inoportunos.

Este tipo de azucares se deben reservar para entrenamientos muy intensos o entrenamientos largos donde el final de estos es extenuante y requiere de ese «punch» de energía para mantener el objetivo de intesidad.

Diseñar un plan nutricional individual, que asegure la consecución de objetivos en el entrenamiento es clave. A continuación  te planteamos unas ideas nutricionales asociadas al tipo de objetivo en la sesión:

 

Cómo ves, tanto el tipo  de energía como  su  «timming» son variables indispensables a tener en cuenta a la hora de  diseñar un plan nutricional individualizado. Si tienes más dudas al respecto, desde NUB estaremos encantados de ayudarte, a la par que te aconsejamos que cuentes con la ayuda de profesionales en este área (nutricionistas deportivos).